Categoría: afrodescendientes

Censo Nacional en Argentina: esperan que aumente la cifra de los afrodescendientes

En el salón de acuerdos de Casa de Gobierno se realizó una reunión encabezada por los ministros de Justicia y DD.HH., Matilde O’ Mill; y de Economía, Atilio Chara; con representantes nacionales de las comunidades Afro Argentina para informar acerca de la importancia del Censo Nacional 2022 a realizarse el próximo 18 de mayo.

Participaron el director de la Comisión para el reconocimiento Histórico de la Comunidad Afro Argentina, Federico Pita; la secretaria de Derechos Humanos de la Provincia, Daniela Águila; el director de Estadísticas y Censos de la Provincia, Federico Scrimini; y la titular del Inadi Santiago del Estero, Luisa Paz, entre otros.

Federico Pita subrayó sobre el censo que «está la posibilidad de que el número de autorreconocimiento de la población afro argentina aumente. En el 2010 pasamos de cero, de no existir, a dos mil quinientos santiagueños que se reconocieron orgullosamente afro argentinos y esperemos, y estamos ansiosos y deseosos y seguramente el fruto de estos doce años de trabajo nos indique que vamos a ser muchos más en la tierra santiagueña».

A su turno, el ministro de Economía, Atilio Chara, agradeció la presencia del director de la Comisión para el reconocimiento Histórico de la Comunidad Afro Argentina. «Viene a concientizar, no solo en la importancia del punto de vista económico y social del censo, sino de la importancia de determinar quiénes somos, qué somos y a dónde queremos ir«, recalcó.

Scrimini destacó la realización del censo de manera digital a partir del 16 de marzo. «Es de vital importancia la colaboración de la población. Es un operativo que va a servir a la sociedad, tanto como al Estado, y la realización de este censo digital aumenta mucho la probabilidad de éxito y de la calidad de la información. Por eso, llamamos a la población a realizarlo. A través de la página www.censo.gob.ar, lo puede hacer cualquier persona mayor de 18, una por cada hogar, es de mucha más comodidad y fácil respuesta», señaló.

Fuente: https://www.elliberal.com.ar/

Numerosos aportes de la cultura africana al mundo

El nacimiento del México independiente se dio con la construcción de una identidad mestiza, ocultándose racialmente la presencia de la población proveniente de África. Tuvo que pasar medio siglo para que se reconociera en la Constitución Mexicana que el país tiene una gran riqueza cultural y étnica, entre las cuales se encuentran las raíces española, indígena y africana.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) define a las personas afromexicanas o afrodescendientes como aquellas que provienen del continente africano y llegaron a México durante el periodo colonial. Se consideran así debido a su cultura, costumbres y tradiciones.
 
“Los intercambios entre América y el continente africano son de muy larga data, básicamente de 500 años de duración, e incluyen música, gastronomía y hasta elementos lingüísticos”, afirma el investigador del Programa Universitario de Estudios sobre Asia y África (PUEAA) de la UNAM, Marco Antonio Reyes Lugardo.

Un momento definitorio para el reconocimiento de esta población en nuestro país, según el experto, tiene que ver con los primeros años del siglo XXI con la Conferencia de Durban, Sudáfrica, en contra de la discriminación y el racismo.

Sin embargo, antes hubo en México un sinnúmero de iniciativas relacionadas con la identidad afrodescendiente por parte de los pueblos y comunidades indígenas, sobre todo de Guerrero y Oaxaca. “Esto es un parteaguas de toda una serie de movimientos o activismo que van surgiendo hasta el día de hoy”, precisa.

En 2019, prosigue, el Congreso de la Unión aprobó una adición al artículo segundo constitucional para reconocer la existencia de los afromexicanos como parte de la pluriculturalidad de la nación. Y el censo 2020 del INEGI arrojó que dos de cada 100 personas se consideran afrodescendientes, lo que representa el dos por ciento de la población total del país.

Asimismo, poco más de 50 por ciento se concentra en seis entidades: 303 mil 923, viven en Guerrero; 296 mil 264, Estado de México; 215 mil 435, Veracruz; 194 mil 474, Oaxaca; 186 mil 914, Ciudad de México; y 139 mil 676 en Jalisco.

“Durante mucho tiempo el mestizaje fue el orgullo de México, ‘lo mejor de dos mundos’ decía José Vasconcelos; pero la lucha ha estado presente a lo largo de mucho tiempo en función de sociedades y estructuras sociales políticas que racializan a la población. La liberación de los activismos de personas afrodescendientes a nivel latinoamericano es no sólo por un reconocimiento, sino también por un horizonte de lucha mayor para erradicar el racismo”, refiere el especialista en Estudios de Asia y África.

La nación mexicana es pluriétnica, añade, pero el racismo forma parte estructural del sistema económico en el cual se vive. La “pigmentocracia” se da cuando alguien con un determinado tono de piel ocupa una parte de la pirámide social latinoamericana, como la mexicana, formando una sociedad de división social del trabajo, menos pagada y con limitaciones en educación y vivienda.

Al referirse al Día Mundial de la Cultura Africana y de los Afrodescendientes, que se conmemora el 24 de enero, Reyes Lugardo considera que se corre el riesgo de quedarse como un mero capítulo más de algo que “ya se logró”; no obstante, aún falta por hacer.

Identidad y activismo

La egresada de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, Ana Hurtado Pliego, relata: “vengo de una familia con una tradición migratoria. Hace tres años, cuando me adentré en los estudios afros por mi licenciatura, hallé un artículo que decía que el apellido ‘Hurtado’ provenía de los pueblos negros de Guerrero y, a partir de ahí, incursioné en mi propia historia de vida”.

En su proceso de autorreconocimiento, enfrentó retos en el sentido de cómo identificar, visibilizar o nombrar a los afrodescendientes para derribar el estigma y estereotipo que se tiene de aquellos que viven en la Ciudad de México, en el campo o fuera del país.

Algo que se cuestiona, es por qué de pronto todo se centra en querer hablar de racismo o de violencia, “y es que creo que durante mucho tiempo no se había podido nombrar lo que estábamos viviendo. Esto lo veíamos como algo cultural o algo tan normalizado, pero aprendimos que eso tiene un nombre y que varias veces hemos sido relegados de los espacios por el color de piel o el fenotipo”, puntualiza.

La también coordinadora de la Red Nacional de Juventudes Afromexicanas subraya que México, en el discurso, es un país pluricultural, pero en la parte tangible hay desigualdad marcada. Ante esta situación, estima necesario impulsar una lucha por el reconocimiento de la identidad afromexicana que tenga cabida en universidades, organizaciones, incluso en medios de comunicación.

“El activismo afromexicano ha luchado por hablar de representación política, de cómo dignificar una historia en la que todo apunta a un proceso de blanqueamiento y de invisibilización. Pero a la vez nos preocupa la infancia, porque deben existir espacios más amables para evitar seguir reproduciendo la misma historia de racismo y por sentirnos que pertenecemos a una cultura, a una nación”, expresa.

Desarrollo sostenible, diálogo y paz

Al celebrarse la cuadragésima sesión de la Conferencia General de 2019, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura estableció el 24 de enero como el Día Mundial de la Cultura Africana y de los Afrodescendientes.

Esta conmemoración alude a las numerosas culturas del continente africano y de las diásporas africanas en el mundo, promoviendo el desarrollo sostenible, el diálogo y la paz.

De acuerdo con la página electrónica del organismo, este día tiene la finalidad de promover la ratificación e implementación de la Carta para el Renacimiento Cultural de África de 2006, adoptada por los jefes de Estado y Gobierno de la Unión Africana, con el fin de fortalecer el rol de la cultura en la promoción de la paz en el continente.

Fuente: www.dgcs.unam.mx

Historiografía de la religiosidad afrocolombiana

CULTURA AFROCOLOMBIANA » Pilar de la identidad cultural colombiana

Las prácticas religiosas de las poblaciones afrocolombianas, aunque atravesadas por la doctrina oficial de la Iglesia Católica, revelan elementos que no corresponden al funcionario eclesiástico, elementos tomados, manejados y cuán apropiados observadores, elementos correspondientes a su propia visión de la realidad, elementos que evidencian su intervención en el tiempo. 

Este artículo hace parte del Estado del Arte de la investigación: La construcción del imaginario religioso en los pueblos del Norte del Cauca. Maestría en Historia de la Universidad del Valle.

Descarga el texto completo aquí

𝗡𝗶𝗻̃𝗼𝘀, 𝗻𝗶𝗻̃𝗮𝘀 𝘆 𝗷𝗼́𝘃𝗲𝗻𝗲𝘀 𝗮𝗳𝗿𝗼 𝗽𝗮𝗿𝘁𝗶𝗰𝗶𝗽𝗮𝗿𝗼𝗻 𝗲𝗻 𝗹𝗮 𝗵𝗮𝘇𝗮𝗻̃𝗮 𝗽𝗮𝗿𝗮 𝗲𝗹 𝗥𝗲́𝗰𝗼𝗿𝗱 𝗚𝘂𝗶𝗻𝗻𝗲𝘀𝘀 𝗱𝗲 𝗹𝗮 “𝗢𝗿𝗾𝘂𝗲𝘀𝘁𝗮 𝗺𝗮́𝘀 𝗴𝗿𝗮𝗻𝗱𝗲 𝗱𝗲𝗹 𝗠𝘂𝗻𝗱𝗼”

El Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela realizó el pasado 13 de noviembre, un concierto donde busca conseguir el récord Guinness como la Orquesta más Grande del Mundo. El concierto se realizó en el patio de la Academia Militar de Fuerte Tiuna en Caracas, con la participación de más de 12 mil jóvenes del todo el país que se dieron cita en el lugar, cumpliendo con todas las medidas de bioseguridad contra la COVID-19.

Durante el concierto participaron jóvenes frodescendientes de Zulia, Yaracuy, Cojedes, Carabobo, Aragua, Miranda, Sucre, Monagas, Nueva Esparta, Anzoátegui y del estado Bolívar, entre otros.

La actividad contó con 300 supervisores independientes acreditados por Guinness World Records, así como dos testigos especialistas del sector musical.

Hasta ese momento, el récord lo tenía una orquesta del Fondo de Iniciativas Sociales de la petrolera Gazprom, que con 8.097 músicos estableció el logro en San Petersburgo, Rusia en el 2019.

Fuente: Conadecafro

Caminos que marcó Durban: 20 años después

En estas pocas líneas quiero destacar uno de los acuerdos más determinantes en la causa que suscribo como afrovenezolano: una identidad, que como he sido interpelado al respecto en diversas ocasiones, es inalienable, intransferible e irrenunciable.

Desde el 30 de agosto y hasta el 8 de septiembre se estarán conmemorando 20 años de la Tercera Conferencia Mundial contra el Racismo, la Discriminación Racial, Xenofobia y las Formas Conexas de Intolerancias, a partir de su celebración en la ciudad de Durban-Sudáfrica en el año 2001, acontecimiento histórico en materia de derechos humanos, esperado y realizado, que marcó una inequívoca diferencia en el siglo.

Habiendo realizado Naciones Unidas las dos primeras conferencia mundiales:

La primera en Ginebra (Suiza) en 1978, donde fueron abordados temas importantes como la condena de la política de apartheid practicada en Sudáfrica.

La segunda, donde se exhortó a adoptar medidas contra todas las ideologías y prácticas como el apartheid, entre otras generadoras de exclusión, odio racial, intolerancias que atentaran contra los derechos humanos y las libertades fundamentales del ser humano y los grupos sociales; también realizada en Ginebra en 1983.

De modo que, en una distancia de 18 años de espera para volver a tratar una temática sensible y delicada, no sólo desde la decencia humana sino desde el compromiso con los diversos países y grupos sociales del planeta, víctimas del racismo, la discriminación racial, exclusión, entre los cuales se encontraba África y su diáspora.

Naciones unidas hasta aquel entonces había realizado tres conferencias mundiales sobre esta materia.

Permítanme, dar testimonio como testigo presencial y parte de la delegación de activistas de la Red de Organizaciones Afrovenezolanas de la cual formé parte junto a la activista Nirva Camacho y el activista Jesús Chucho García.

La conferencia, tenía en su agenda importantes temas en materia de derechos humanos. Entre los más polémicos estaban las reparaciones, para las y los africanos y sus descendientes, dada la inmoral, e injustificable y condenable esclavitud. Además de la devolución de las tierras a los Palestinos ocupadas por el gobierno Israelita. Aunado a esto, otra discusión sensible como fue la del temor de permitir que se comparara el sionismo con racismo; situación suscitada una semana antes de la conferencia de los gobiernos, sobre los temas antes expuestos en la conferencia de los movimientos sociales, en su inmensa diversidad de organizaciones de la sociedad civil, u Organizaciones No Gubernamentales (ONG’s), nomenclatura dada por las Naciones Unidas, en su lenguaje.

Comenzaba la tensión y las presiones, no gratuitas, sobre la conferencia mundial. El boicot del gobierno de los estados unidos a la conferencia, sus amenazas, el chantaje; tanto a gobiernos como delegaciones de países participantes.

El documento de los debates y discusiones en materia de derechos humanos expresadas por los movimientos sociales o la sociedad civil son vinculantes y además todas esas preocupaciones y demandas de las victimas por violaciones de esos derechos, forman parte de los debates y acuerdos en la conferencia oficial de los estados y gobiernos parte del sistema de las Naciones Unidas, quienes están obligados a escuchar qué piensan y proponen en materia de derechos humanos a través de organizaciones sociales de base.

Los movimientos sociales de África y su diáspora en las Américas y el Caribe estábamos muy claros. Para nosotros, bajo las líneas políticas de Alianza Estratégica Afro-latina y caribeña, entre los temas importantes de la conferencia mundial, consensuadas en la Pre Conferencia de Las Américas en Santiago de Chile del año 2000, estaban las reparaciones y el reconocimiento como actores políticos y sociales afrodescendientes, dentro del sistema multilateral.

En este marco de premisas, por un lado estaban las delegaciones de los Estados y gobiernos que buscaban dar soluciones para superar el racismo, la discriminación racial, la xenofobia y las formas conexas de intolerancias y, por el otro lado, un pequeño grupo muy poderoso formados en un bloque, unidos por el viejo y decadente ideario del sistema colonial imperial, haciendo resistencia por mantener su hegemonía mediante la vieja estrategia del chantaje a otras delegaciones de los gobiernos, a quienes amenazaban con quitarles respaldo político y fondos financieros, si votaban o apoyaban propuestas de los artículos del proyecto de declaración, así como también el plan de acción surgido en la conferencia de Durban para ser suscrito por los estados y sus gobiernos participantes.

En consecuencia temas como: el colonialismo, la esclavitud y el secuestro, comercio de hombres, mujeres, jóvenes, niños y niñas libres de origen africano que en su lenguaje colonial agresor llaman “trata negrera”, no fueron discutidos en la conferencia como tampoco las reparaciones. Con alevosía y ventajismo del bloque colonial, pasaron esta importante discusión, a una “comisión especial” conformada, además, por las delegaciones oficiales de los gobiernos de los Estados Unidos, Francia, España, Portugal, Holanda, Israel entre otros, es decir por aquellos que deben y aún no han pagado de ninguna de las maneras esperadas por quienes han sido víctimas de sus comercios y sistemas inmorales, criminales, sobre los cuales han construido su poderío.

Queda claro que el temor, de que, si se aprobaran algunos de esos temas para su discusión, cabría el ser utilizados para futuras demandas en tribunales, contra estos países responsables de repudiables y condenables crímenes de lesa humanidad.

Desde la perspectiva de los movimientos y sujetos sociales suscribientes de la conferencia de Durban-Sudáfrica del año 2001, era apenas el comienzo de una dura lucha por el reconocimiento como actores políticos y sociales demandantes de la revisión de un proceso histórico y social secuestrado por intereses imperiales.

En el preliminar de este hito histórico se decía: “entramos negros y salimos afrodescendientes”, posicionando ante el mundo el concepto de Afrodescendiente ya no como una cuali|dad dependiente del racismo y el lenguaje colonial que asignó el adjetivo “negro” como nombre de un sujeto sin derechos; sino la conquista de una identidad que resignifica los derechos de un sujeto político con una identidad política, poseedora de una voz propia desde el producto colectivo de su historia, la cual está fundamentada en las acciones que han marcado desde la cotidianidad ancestral y presente, sus luchas. En Durban se dio, por así describirlo, una demostración del más alto nivel político y de conciencia, de lo que somos y lo que ser Afrodescendientes, en el sentido político del discurso.

Hoy día, en las agendas del sistema multilateral las y los afrodescendientes forman partes de las discusiones de los gobiernos para la implementación de políticas públicas que se conviertan en calidad de vida.

En Durban, por primera vez en la historia:

  • Se reconoció el colonialismo, la trata y la esclavitud como crímenes de lesa humanidad.  Partiendo de allí :
  • Se logró la creación del grupo de trabajo de las Naciones Unidas en Ginebra, para los  africanos y los afrodescendientes.
  • La designación de un relator especial sobre los derechos humanos para los afrodescendientes.
  • Otro relator especial para  los afrodescendientes en la región de las Américas y el Caribe.
  • Los talleres sobre derechos humanos para las y los afrodescendientes.
  • El decenio para las y los afrodescendientes 2015-2024.
  • El foro especial para las y los afrodescendientes


Y por último:

El día internacional de las y los afrodescendientes todos los 31 de agosto de cada año. Estos significativos e importantes avances en materia de derechos humanos son el resultado de la conferencia de Durban para el reconocimiento de las y los afrodescendientes a lo interno de los gobiernos y estados partes del sistema de las naciones unidas.

Muy a pesar de que los actos terroristas acaecidos el 11 de septiembre del año 2001 contra las torres gemelas en la ciudad de New York, empañaron los logros políticos en materia de derechos humanos y los acuerdos alcanzados obtenidos y manifestados tanto en el Proyecto de Declaración y el Plan de Acción de Durban por los movimientos sociales en esta tercera conferencia mundial, la causa se mantiene en pie tanto en la demanda como en las conquistas.

Lo antes expuesto, el largo camino recorrido y el que se tiene por recorrer, es de exhortar a los gobiernos en estos inicios de siglo:

A reparar y resarcir la deuda histórica que tienen con las y los africanos y sus descendientes, como víctimas del colonialismo, la esclavitud y la trata del comercio europeo.

A poner en marcha el Plan de Acción de Durban, quen cumple 20 años llamando a la conciencia de los pueblos y sus gobiernos, dada la vigencia del racismo, la discriminación racial y las groseras y odiosas desigualdades sociales que aún la acompañan, de manera insoslayable contra los afrodescendientes y los pueblos originarios de parte del neocolonialismo. Prueba de ello las masacres y asesinatos contra afros e indígenas en Colombia, la brutalidad racial policial contra los afros en Estados Unidos, la violación sistemática de los derechos a las tierras a los pueblos originarios de Brasil, el “silenciado” asesinato del presidente de Haití en el ejercicio de sus funciones por un grupo de mercenarios en supuesta complicidad con el gobierno colombiano, amén de la deuda histórica de Francia con este país hermano, y por último, el bloqueo criminal y genocida contra Venezuela donde los más vulnerables y afectados son los pueblos y comunidades afros, y pueblos originarios, entre otros grupos sociales de la que hacen vida en la región.

En espera que la justicia histórica nos alcance a todos y ordene lo que resta por ordenar cumplimentando este propósito de aquellos que hemos sostenido el compromiso que sellamos en Durban al exponer nuestras causas y explicitar nuestras luchas y demandas.

Por Jorge Guerrero Veloz 

Investigador militante del Movimiento Afrovenezolano y diplomático venezolano

Fuente: Rebelión

Asamblea Nacional declara el 31 de agosto como Día Nacional de los Afrodescendientes

La Asamblea Nacional declaró el miércoles 31 de Agosto, Día Nacional de los Afrodescendientes en sesión extraordinaria presidida por su presidente Jorge Rodríguez. 

El acuerdo fue propuesto por la diputada, Demetria Monasterio Vásquez, quien explicó que este acto reconoce la lucha de todos los afrodescendientes venezolanos, e insta al estudio para erradicar toda forma de discriminación racial.

Fue el 28 de diciembre de 2020 cuando la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la resolución para proclamar el 31 de agosto como el Día Internacional de las Personas Afrodescendientes.

Para nadie es un secreto que el pueblo afrovenezolano, en estos 20 años, ha obtenido muchos más logros en el campo de su reconocimiento como parte constitutiva de la venezolanidad que los que tuvo en más de 500 años.

Dijo que “pasamos la primera mitad del siglo XX luchando para que se nos reconociera como parte importante de esta sociedad, para que se valoren todos nuestros aportes a la formación de esta República, basta solo leer a la intelectualidad venezolana de la primera mitad del siglo XX, para ver como se expresaban del pueblo afrovenezolano”.

También reflexionó acerca de lo sucedido en la última mitad del siglo XX, como resultado del trabajo de movimiento social afrodescendiente, si bien ha recogido el legado de los que nos antecedieron en esta lucha, se ha dado  el salto político, no solo al reconocimiento y manifestaciones culturales, sino además de reconocer al afrodescendiente como parte de una clase como pueblo luchador para que en estos últimos años se asuma y se acepte que en Venezuela hay discriminación racial.

Finalmente, expresó Monasterio que “Chávez con su capacidad de escucha nos oyó, nos entendió y asumió junto con el pueblo indígena al pueblo afrodescendiente, no por casualidad la oligarquía lo llamaba zambo, una manera de decirle que no era blanco y, si uno está parado en sus dos pies y con la cabeza bien puesta sabe que no se debe avergonzar sino más bien sentirse orgulloso de serlo”.

Fuente: VTV

Foros sobre varios temas en celebración día de los afrodescendientes

La celebración de este día busca fomentar el respeto de los derechos humanos y libertades fundamentales de los afrodescendientes

Autoridades mundiales y locales analizarán hoy los desafíos y oportunidades a priorizar en los compromisos con los afrodescendientes, durante la segunda jornada en Costa Rica de la primera celebración del día internacional de esa población.

Esos compromisos fueron asumidos en la proclamación del Decenio Internacional de los Afrodescendientes, en la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo, en la Declaración y el Programa de Acción de Durban, en el Consenso de Montevideo, en la Declaración de San José y en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, recordaron sus oganizadores.

Poco antes realizarán el foro inaugural de la conmemoración del Día Internacional de las Personas Afrodescendientes, con el lema Acelerar la implementación de los compromisos internacionales para promover los derechos de esa población para su reconocimiento, justicia y desarrollo.

Las palabras introductorias serán de la vicepresidenta de Costa Rica, Epsy Campbell, y del director regional para América Latina y el Caribe del Fondo de Población de Naciones Unidas (Unfpa), Harold Robinson, y la participación de Dorothy Davis, Congressional Black Caucus Institute y Representante de la Global African Diaspora Initiative ante Naciones Unidas.

La conmemoración del primer Día Internacional de las Personas Afrodescendientes, que se realizará de forma bimodal -presencial/virtual-, comenzó anoche en Costa Rica con una actividad político-cultural en el capitalino Teatro Nacional.

La celebración de este día por primera vez busca fomentar el respeto de sus derechos humanos y libertades fundamentales, contribuir a la eliminación de todas las formas de discriminación contra los afrodescendientes y promocionar la diversidad de la herencia y las contribuciones extraordinarias de la Diáspora Africana.

Al acto inaugural del festejo, que se extenderá hasta el sábado venidero en San José y Cahuita (provincia de Limón) asistieron el presidente Carlos Alvarado, Campbell y Robinson.

El mandatario tico calificó de incalculable el valor que la cultura afrodescendiente ha dado a la nación, por eso es justo y necesario reconocer los esfuerzos incansables de esas mujeres y hombres que desafiaron la historia, las leyes y la injusticia, por obtener primero su libertad, y segundo, porque se reconocieran sus derechos igual que los de todos.

Nuestro compromiso es devolver esa deuda histórica, pero no solo durante la conmemoración, sino con acciones que transciendan festividades, resaltó Alvarado.

Durante la velada cultural presentaron la canción Vengo de una tierra, una exaltación de la afrodescendencia en toda su diversidad.

Fuente: Prensa Latina

Afrodescendientes en las Américas

Afrodescendientes en las Américas. Trayectorias sociales e identitarias es un texto que recoge una serie de investigaciones sobre diferentes aspectos relativos a la afrodescendencia en nuestro continente.

A través de sus páginas podrá encontrar escritos referidos a identidad cultural, identidad ritual, asimilación, multiculturalismo, mestizaje, conflictos territoriales y territorialidad negra, memoria de esclavitud y polémica sobre las reparaciones, los discursos de la etnicidad y la militancia, entre muchos otros.

También ofrece un balance de las conclusiones de la III Conferencia Mundial de la ONU contra el racismo, la discriminación racial, la xenofobia y otras formas de intolerancia relacionadas y sus implicaciones para el movimiento social afrocolombiano.

Descargue el libro completo

El presidente Alvarado firma ley que promueve la igualdad de los afrodescendientes en Costa Rica

El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, firmó este martes la Ley de Acciones afirmativas a favor de las personas afrodescendientes, la cual busca promover la igualdad y garantizar los derechos de esta población que representa al menos el 8 % de los habitantes del país.

“Hoy nos corresponde agradecer el legado de una cultura que ha contribuido significativamente con el desarrollo de este país y con estas acciones afirmativas reiteramos nuestro compromiso con miles de personas afrocostarricenses que han desafiado la historia, las leyes y la injusticia, por su libertad y el respeto a todos sus derechos”, aseguró el mandatario en un acto oficial.

La ley, aprobada semanas atrás por el Congreso, dispone que durante un plazo de diez años, el país dará un trato diferenciado a la población afrodescendiente, con el fin de promover la justicia y la igualdad, asegurar su acceso al empleo, a la educación y promover la discusión cultural que permita el pleno goce de sus derechos.

El presidente afirmó que “la promoción, protección y defensa de los derechos de las personas afrodescendientes ha sido un eje prioritario tanto en nuestra política interna como de nuestra política exterior”.

La vicepresidenta del país Epsy Campbell, primera mujer afrodescendiente que ejerce ese cargo, expresó que la firma de la ley “es un paso en la dirección correcta para cumplir las promesas de igualdad, justicia y reconocimiento para las personas afrodescendientes”.

“Diversos informes han dado cuenta que la discriminación y el racismo sistémico parece tener techos de hierro difíciles de romper y por eso son absolutamente necesarias acciones afirmativas y políticas universales con perspectivas de diversidad”, expresó.

La ley establece que todas las instituciones públicas podrán destinar al menos un 7 % de los puestos de trabajo vacantes al año para que sean ocupados por las personas afrodescendientes y que el estatal Instituto Nacional de Aprendizaje (INA), que imparte carreras técnicas, reservará un 7 % de sus espacios, en cada una de sus ofertas educativas, para esta población.

Además, los programas educativos de la educación primaria y secundaria deberán incorporar en sus temarios el estudio sobre el legado de las personas afrodescendientes en la conformación de la nación y en las diversas expresiones culturales.

La ley dispone también que el Estado estimulará la apertura de espacios públicos dedicados a la información, el análisis y la discusión de la temática de la población afrodescendiente, desde el punto de vista educativo y cultural.

Además, el Instituto Nacional de las Mujeres (INAMU) impulsará acciones afirmativas específicas relativas a la participación política, la autonomía económica y el acceso a la salud para las mujeres afrodescendientes, y deberá medir sus resultados.

Por otra parte, en el marco del Mes Histórico de la Afrodescendencia en Costa Rica, la Casa Presidencial izó este martes la bandera panafricana, un símbolo para la promoción de los derechos de las personas afrodescendientes y la unión entre el continente africano y su diáspora, detalló el Gobierno.

Fuente: https://www.laestrella.com.pa/

2011 será el año de la afrodescendencia

Desde el 1º de enero de 2011 se dará inicio a la celebración del año internacional de la afrodescendencia.

Esta decisión esta plasmada en la Resolución 64/169 de la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas, organismo que adoptó esta norma «con miras a fortalecer las medidas nacionales y la cooperación regional e internacional en beneficio de los afrodescendientes en relación con el goce pleno de sus derechos económicos, culturales, sociales, civiles y políticos, su participación e integración en todos los aspactos políticos, económicos, sociales y culturales de la sociedad, y la promoción de un mayor conocimiento y respeto de la diversidad de su herencia y su cultura».

Resolución Año de los Afrodescendientes

© 2022

Tema por Anders NorenArriba ↑